Calibracion PNL y Coaching

Publicado por admin en

calibracion pnl

calibracion pnl

Calibracion PNL y Coaching

Calibracion:La calibración consiste en fijarnos en macrocomportamientos, como los gestos, la posición del cuerpo, la voz (tono, volumen, ritmo…), la respiración (ritmo, profundidad…) y en fijarnos en microcomportamientos, como pequeños movimientos de los músculos (maxilar inferior, entrecejo, apertura de los ojos…), movimientos de  la boca (cerrada o abierta, rictus), de la nariz, en la coloración de la piel, etc.

Además podemos observar también el modelo del mundo de nuestro interlocutor, canales sensoriales predominantes, estrategias, metaprogramas, creencias, valores…

Estas informaciones nos permitirán conocer mejor al otro y, en su caso, ayudarle en su proceso de cambio. Cuando alguien recuerda una experiencia que le infunde miedo, por ejemplo, pequeños cambios fisiológicos se producen en alguna parte de su cuerpo. Estos cambios, por pequeños que sean, estarán siempre ahí.

Calibracion PNL y Coaching

La calibración está basada exclusivamente en lo sensorial. Pero es diferente para cada persona. Por eso tenemos que tener cuidado en no imaginarnos, en no alucinar respecto al significado que esos cambios fisiológicos pueden significar, ya que son exclusivos de cada persona.

calibracion y pnl

La calibración, junto con el rapport y la flexibilidad, son los elementos principales que se utilizan en PNL para pasar del estado presente al estado deseado e introducir cambios.

La calibración es una de las herramientas más importantes de la PNL. Sin embargo muchas personas siguen sin entender para qué sirve la calibración. De hecho, ocurre que saber calibrar, pero no le ven el sentido o la importancia.

La calibración en PNL nos permite detectar incongruencias, es decir, cuando lo que se dice no concuerda con cómo se dice. También es la base del rapport, dado que al calibrar podemos reflejar la postura de nuestro interlocutor

A lo que debemos prestar especial atención es:

  • Movimientos oculares.
  • Respiración, su velocidad, ritmo, localización, etc.
  • Expresiones faciales.
  • Movimiento de los músculos faciales, mandíbula, boca, etc.
  • Coloración de la piel.
  • Dilatación de las pupilas.
  • Cambios de tamaño del labio inferior.
  • Postura corporal, posición, simetría del cuerpo, etc.
  • Inclinación y movimiento de la cabeza.
  • Ángulo de los hombros.
  • Movimiento de las manos, gestos…
  • Predicados verbales que usa la persona.
  • Cualidades de los predicados verbales: tono, volumen, timbre, etc.

Categorías: PNL

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching