Como tomar decisiones

Publicado por admin en

tomar decisiones

tomar decisiones

Como tomar decisiones

La Emoción y la Comunicación: Las emociones son un poderoso medio de comunicación tanto entre individuos de la misma especie como de diferentes

Las expresiones del rostro, el tono de voz y las posturas corporales expresan muy bien acuerdos o desacuerdos, conveniencia o inconveniencia, satisfacción o insatisfacción, confianza o desconfianza.

La capacidad para entender las expresiones faciales es crítica para entender las intenciones de los demás. ¿Cómo? Ralph Adolphs habla de la importancia de la amígdala en este proceso de comunicación emocional y conducta social de las personas.

Una lesión en esta zona afecta especialmente a la interpretación que uno hace de la intensidad de la expresión de miedo de otros, y a la capacidad de guiarse por la expresión de los ojos y la mirada, para interpretar las expresiones faciales.

Afecta más al reconocimiento de emociones sociales complejas que a las emociones más primarias y básicas

Las emociones albergan mucha información. A través de las expresiones faciales podemos reconocer no sólo sentimientos de otros, sino también las intenciones y características personales. La amenazante cara de un sujeto puede indicarnos que está a punto de agredirnos y, una cara poco fiable, nos dice que esa persona no es sincera.

¿Cómo? Cuando la amígdala evalúa el grado de confianza que nos merece una persona actúa automáticamente, sin esperar a los juicios racionales que hacemos conscientemente sobre esas caras (el cerebro emocional actúa por su cuenta para protegernos de lo que considera peligroso).

Como tomar decisiones

Las emociones influyen en el análisis de situaciones conflictivas y en las decisiones que tomamos, especialmente en los momentos críticos de la vida.

Cuando se desconecta la emoción de la razón los individuos se vuelven torpes, cambia su personalidad y se compromete su destino.

Como tomar decisiones

La Emoción y la Comunicación: Las emociones son un poderoso medio de comunicación tanto entre individuos de la misma especie como de diferentes

Las expresiones del rostro, el tono de voz y las posturas corporales expresan muy bien acuerdos o desacuerdos, conveniencia o inconveniencia, satisfacción o insatisfacción, confianza o desconfianza.

La capacidad para entender las expresiones faciales es crítica para entender las intenciones de los demás. ¿Cómo? Ralph Adolphs habla de la importancia de la amígdala en este proceso de comunicación emocional y conducta social de las personas.

Una lesión en esta zona afecta especialmente a la interpretación que uno hace de la intensidad de la expresión de miedo de otros, y a la capacidad de guiarse por la expresión de los ojos y la mirada, para interpretar las expresiones faciales.

Afecta más al reconocimiento de emociones sociales complejas que a las emociones más primarias y básicas

Las emociones albergan mucha información. A través de las expresiones faciales podemos reconocer no sólo sentimientos de otros, sino también las intenciones y características personales. La amenazante cara de un sujeto puede indicarnos que está a punto de agredirnos y, una cara poco fiable, nos dice que esa persona no es sincera.

¿Cómo? Cuando la amígdala evalúa el grado de confianza que nos merece una persona actúa automáticamente, sin esperar a los juicios racionales que hacemos conscientemente sobre esas caras (el cerebro emocional actúa por su cuenta para protegernos de lo que considera peligroso).

Las emociones influyen en el análisis de situaciones conflictivas y en las decisiones que tomamos, especialmente en los momentos críticos de la vida.

Cuando se desconecta la emoción de la razón los individuos se vuelven torpes, cambia su personalidad y se compromete su destino.

Pero ¿No se planificaría mejor sin emoción? El estudio de Damasio con pacientes con daño en la corteza frontal ventromedial muestra cómo estos pacientes conservan una inteligencia normal, así como memoria, atención, deseos, pueden imaginar el futuro o las consecuencias de ejecutar sus decisiones y, aún así, toman decisiones erróneas para su beneficio, razonando mal.

La explicación es que son personas incapaces de usar los marcadores somáticos de las emociones para valorar las consecuencias de sus actos. Al no valorar qué opción es buena o mala, deciden impulsivamente y al azar.

Tampoco pueden percibir en su cuerpo las emociones anticipadas y por tanto las posibles consecuencias al imaginar lo que sucedería si tomaran una u otra opcion.

Como tomar decisiones

La Emoción y la Comunicación: Las emociones son un poderoso medio de comunicación tanto entre individuos de la misma especie como de diferentes

Las expresiones del rostro, el tono de voz y las posturas corporales expresan muy bien acuerdos o desacuerdos, conveniencia o inconveniencia, satisfacción o insatisfacción, confianza o desconfianza.

La capacidad para entender las expresiones faciales es crítica para entender las intenciones de los demás. ¿Cómo? Ralph Adolphs habla de la importancia de la amígdala en este proceso de comunicación emocional y conducta social de las personas.

Una lesión en esta zona afecta especialmente a la interpretación que uno hace de la intensidad de la expresión de miedo de otros, y a la capacidad de guiarse por la expresión de los ojos y la mirada, para interpretar las expresiones faciales.

Afecta más al reconocimiento de emociones sociales complejas que a las emociones más primarias y básicas

Las emociones albergan mucha información. A través de las expresiones faciales podemos reconocer no sólo sentimientos de otros, sino también las intenciones y características personales. La amenazante cara de un sujeto puede indicarnos que está a punto de agredirnos y, una cara poco fiable, nos dice que esa persona no es sincera.

¿Cómo? Cuando la amígdala evalúa el grado de confianza que nos merece una persona actúa automáticamente, sin esperar a los juicios racionales que hacemos conscientemente sobre esas caras (el cerebro emocional actúa por su cuenta para protegernos de lo que considera peligroso).

Las emociones influyen en el análisis de situaciones conflictivas y en las decisiones que tomamos, especialmente en los momentos críticos de la vida.

Cuando se desconecta la emoción de la razón los individuos se vuelven torpes, cambia su personalidad y se compromete su destino.

Pero ¿No se planificaría mejor sin emoción? El estudio de Damasio con pacientes con daño en la corteza frontal ventromedial muestra cómo estos pacientes conservan una inteligencia normal, así como memoria, atención, deseos, pueden imaginar el futuro o las consecuencias de ejecutar sus decisiones y, aún así, toman decisiones erróneas para su beneficio, razonando mal.

Como tomar decisiones

La Emoción y la Comunicación: Las emociones son un poderoso medio de comunicación tanto entre individuos de la misma especie como de diferentes

Las expresiones del rostro, el tono de voz y las posturas corporales expresan muy bien acuerdos o desacuerdos, conveniencia o inconveniencia, satisfacción o insatisfacción, confianza o desconfianza.

La capacidad para entender las expresiones faciales es crítica para entender las intenciones de los demás. ¿Cómo? Ralph Adolphs habla de la importancia de la amígdala en este proceso de comunicación emocional y conducta social de las personas.

Una lesión en esta zona afecta especialmente a la interpretación que uno hace de la intensidad de la expresión de miedo de otros, y a la capacidad de guiarse por la expresión de los ojos y la mirada, para interpretar las expresiones faciales.

Afecta más al reconocimiento de emociones sociales complejas que a las emociones más primarias y básicas

Las emociones albergan mucha información. A través de las expresiones faciales podemos reconocer no sólo sentimientos de otros, sino también las intenciones y características personales. La amenazante cara de un sujeto puede indicarnos que está a punto de agredirnos y, una cara poco fiable, nos dice que esa persona no es sincera.

¿Cómo? Cuando la amígdala evalúa el grado de confianza que nos merece una persona actúa automáticamente, sin esperar a los juicios racionales que hacemos conscientemente sobre esas caras (el cerebro emocional actúa por su cuenta para protegernos de lo que considera peligroso).

Las emociones influyen en el análisis de situaciones conflictivas y en las decisiones que tomamos, especialmente en los momentos críticos de la vida.

Cuando se desconecta la emoción de la razón los individuos se vuelven torpes, cambia su personalidad y se compromete su destino.

Pero ¿No se planificaría mejor sin emoción? El estudio de Damasio con pacientes con daño en la corteza frontal ventromedial muestra cómo estos pacientes conservan una inteligencia normal, así como memoria, atención, deseos, pueden imaginar el futuro o las consecuencias de ejecutar sus decisiones y, aún así, toman decisiones erróneas para su beneficio, razonando mal.

La explicación es que son personas incapaces de usar los marcadores somáticos de las emociones para valorar las consecuencias de sus actos. Al no valorar qué opción es buena o mala, deciden impulsivamente y al azar.

Tampoco pueden percibir en su cuerpo las emociones anticipadas y por tanto las posibles consecuencias al imaginar lo que sucedería si tomaran una u otra opcion.

La explicación es que son personas incapaces de usar los marcadores somáticos de las emociones para valorar las consecuencias de sus actos. Al no valorar qué opción es buena o mala, deciden impulsivamente y al azar.

Tampoco pueden percibir en su cuerpo las emociones anticipadas y por tanto las posibles consecuencias al imaginar lo que sucedería si tomaran una u otra opcion.

Como tomar decisiones

Pero ¿No se planificaría mejor sin emoción? El estudio de Damasio con pacientes con daño en la corteza frontal ventromedial muestra cómo estos pacientes conservan una inteligencia normal, así como memoria, atención, deseos, pueden imaginar el futuro o las consecuencias de ejecutar sus decisiones y, aún así, toman decisiones erróneas para su beneficio, razonando mal.

La explicación es que son personas incapaces de usar los marcadores somáticos de las emociones para valorar las consecuencias de sus actos. Al no valorar qué opción es buena o mala, deciden impulsivamente y al azar.

Tampoco pueden percibir en su cuerpo las emociones anticipadas y por tanto las posibles consecuencias al imaginar lo que sucedería si tomaran una u otra opcion.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching