Cómo Visualizar o recrear una experiencia

Publicado por admin en

visualizar imagen

Cómo Visualizar o recrear una experiencia

Cómo Visualizar o recrear una experiencia

¿Cómo visualizar? Se puede visualizar simulando o recreando una experiencia en tu mente, tal y como hemos mencionado, pero también, pongamos por caso, observando un póster, una fotografía, un dibujo… Puede realizarse en unos breves minutos o durante tanto tiempo como se desee. Se puede realizar sentado, andando o de pie.

Si optas por sentarte, cierra los ojos, con el fin de evitar todos los estímulos que pudieran entrar a través de los ojos. La visualización ofrece su máxima utilidad antes y después de cada actividad.

Para realizar o guiar una visualización se suceden los siguientes pasos:  La visualización requiere conseguir un buen estado de relajación. Aprovecharemos todo aquello que nos relaja: silencio, luz tenue, aromas agradables, etc. La respiración ha de ser consciente, pausada y profunda.

Una vez que te sientas relajado, empieza a visualizar lo que tú quieres conseguir ser, hacer o tener, utilizando la imaginación y la fantasía. Hazlo con tanto detalle como sea posible.  Observa bien lo que “ves”, escucha “lo que dices”, siente cada palabra que “dices”, “visualiza” cada palabra, siente la confianza de poseer esa imagen. Todas las escenas, sin excepción deben ser optimistas y deben acabar con un enfoque positivo.

Puedes imaginar cómo superas un conflicto personal o emocional; cómo te enfrentas con éxito, a una situación difícil, puedes imaginar lo que desees.  Respeta la lógica y la verosimilitud en el desarrollo de las escenas, con el fin de que la historia resulte creíble (por lo menos para ti).  Durante la visualización unas personas “ven” la situación descrita, otras más bien la “perciben”, otras tienen en cambio la sensación de “oír” o “comprender” frases o conceptos. Y, por supuesto, esta práctica puede despertar emociones.

Permite que se expresen, al liberarlas alcanzas mayor bienestar. Es importante mantener una actitud abierta y receptiva, sin pretender juzgar ni analizar las imágenes o impresiones. Se trata de abrirse a la experiencia intuitiva.

Cómo Visualizar o recrear una experiencia

Por todo lo anterior, cuando se guía en la visualización a otras personas, es útil el uso de frases propias de los ejercicios de Programación Neurolingüística (PNL) del tipo: “Mira lo que mirabas, escucha lo que escuchabas, y siente lo que sentías, como si estuvieras allí” si traes a tu mente una situación ya vivida; o bien, “mira lo que miras, escucha lo que escuchas y siente lo que sientes” si no se recrea el pasado.

Existen algunas premisas indispensables para obtener de la visualización los resultados deseados: tener un verdadero deseo de conseguir el objetivo propuesto; imaginar o percibir la situación de la forma más precisa posible, con el mayor número de detalles y utilizando tantos sentidos como seas capaz; confiar en su realización; gozar con la imagen de nuestro objetivo como si ya lo hubiéramos conseguido y aceptar el reto de la nueva situación.

Como tantas otras, la visualización es una destreza adquirida mediante el entrenamiento. Al principio, algunas personas detectarán rápidamente que tienen aptitudes, mientras que a otras les resultará difícil representar en sus mentes una sola imagen, o incluso cerrar los ojos. Si bien, con la práctica regular se van venciendo las posibles resistencias y se pasa a experimentar la visualización de una forma más satisfactoria.

Categorías: PNL

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching