Conciencia y Coaching

Publicado por admin en

conciencia

Conciencia y Coaching

Entendemos como conciencia la comprensión del conocimiento relevante, significa que el conocimiento de una persona ha sido obtenido con la mente, los sentidos y las emociones. El estado de ser consciente de las emociones y pensamientos y de los comportamientos que la acompañan.

La conciencia implica adquirir un conocimiento de algo a través de la reflexión, la observación o la interpretación de lo que uno ve, siente, oye, etc. Algunas personas se sienten abrumadas por sus sentimientos y pensamientos e impotentes para cambiarlos. Otros los aceptan, pero no hacen el menor esfuerzo por profundizar en ellos, aun en el caso de que sean negativos y perturbadores.

Por otro lado, los individuos que son conscientes de sus sentimientos y conocen o usan técnicas para superar cualquier estado negativo, tienden a gestionar sus emociones de una forma más eficaz. Les permite desarrollar la capacidad y seguridad en uno mismo. La concienciación puede ser de uno mismo en el caso del desarrollo personal o de otros en la gestión de personas.

La toma de conciencia se debe generar desde dentro de uno mismo, de lo contrario no habrá responsabilidad. Un coach produce concienciación dentro y para el cliente.

Es necesario disponer de un cierto grado de autoconciencia para que el Coachee sea capaz de operar un cambio real y sostenido en su comportamiento. Por supuesto que la conciencia de las propias emociones y pensamientos no significa que se tenga la capacidad de cambiarlos.

Conciencia y Coaching

No obstante, sin autoconciencia, la probabilidad de cambio es mínima. La finalidad de los instrumentos y de las técnicas de autoconciencia, consiste en animar y apoyar al Coachee a ser más consciente de sus propias experiencias durante el proceso, a aceptarlas mejor y a ser responsable de ellas.

Las preguntas mantienen la responsabilidad de las respuestas cuando se necesita en la propia actuación. Estas respuestas aportan al coach el feedback que le permite comparar sus propias observaciones para determinar la calidad de la atención sobre la ejecución de la tarea.

conciencia

A veces, cuando un individuo intenta cambiar, existe la posibilidad de que se sienta «dividido». Una parte de la persona desea cambiar, mientras que otra prefiere conservar la situación actual.

Puede haber una constante oscilación entre las dos partes que genere un sentimiento de frustración. En ocasiones puede resultamos útil tomar conciencia de cómo somos en la actualidad. A menudo, la conciencia de un sentimiento, pensamiento o situación puede desencadenar un cambio por sí misma.

Conciencia y Coaching

El concepto intrínseco de la responsabilidad es el de libertad. Para que exista responsabilidad, ha de existir necesariamente libertad, y viceversa. Funda la capacidad de elección del ser humano. Por lo tanto, términos como libertad, elección y responsabilidad van unidos.

Una vez que nos damos cuenta (tomamos conciencia) de nuestra libertad y sabemos, que tenemos capacidad para tomar elecciones, es más fácil asumir la responsabilidad en la acción.

Muchas personas se muestran reacias a asumir la responsabilidad de sus elecciones, deseos y miedos. Existe una tendencia a culpabilizar a los demás de nuestra situación y a adoptar una actitud pasiva y de debilidad. Esta impotencia constituye una de las principales barreras al crecimiento y el cambio.

Tenemos muchas elecciones que realizar y mucho poder y es importante sabernos responsables de nuestros propios pensamientos, sentimientos y acciones. Así surge la capacidad de elegir libremente nuestra respuesta y podemos llegar a reconocer que la fuente de todo lo que nos sucede en la vida, somos nosotros mismos.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching