¿Cuál es la diferencia entre un grupo y un equipo?

Publicado por admin en

equipo trabajo coaching

grupo y equipo de trabajo

¿Cuál es la diferencia entre un grupo y un equipo?

Tipos de grupo
Los grupos se pueden clasificar de la siguiente manera tomando en cuenta la integración, interacción y normas que los rigen:


Grupo primario: están integrados por pocas personas y la comunicación se da en forma directa. La relación entre sus miembros se fundamenta en el afecto, el compromiso y la solidaridad. Ejemplo: la familia, los amigos.


Grupo secundario: está compuesto por muchas personas que no siempre interactúan directamente. La razón que los une son los objetivos comunes y el hecho de que se rigen por un reglamento. Ejemplo: los trabajadores de una compañía.


Grupo de referencia: es utilizado para hacer comparaciones y estudiar comportamientos para ser asimilados por una persona externa que no pertenece a él. Ejemplo: el grupo artístico al que desearía pertenecer un músico en el futuro.


Grupo de pertenencia: del que forma parte una persona donde todos los miembros comparten determinadas características. Ejemplo: personas que comparten la misma nacionalidad, como los mexicanos, los venezolanos o los argentinos.


Grupo formal: cumple con un esquema y reglas establecidas para sus integrantes, con el fin de lograr objetivos previamente formulados. Ejemplo: un grupo de debate.


Grupo informal: suelen surgir de los grupos formales por la integración de miembros unidos por lazos afectivos y el compañerismo. Ejemplo: un grupo de colegas de trabajo.


¿Qué es un equipo de trabajo?
Un equipo de trabajo es un pequeño grupo de personas con habilidades complementarias que están comprometidos con un objetivo en común y una forma de trabajo que sostiene la responsabilidad de cada uno.


La mejor medida de un equipo es entre 7 y 12 individuos. Los equipos de más personas requieren de mayor estructura y soporte, y los equipos más pequeños a menudo tienen dificultades cuando alguno de sus miembros se ausenta.


Los miembros tienen habilidades y competencias que complementan el propósito del equipo. No todos los miembros tienen las mismas habilidades, pero juntos son mejores que la suma de sus partes.


En los equipos, los miembros comparten roles y responsabilidades y están constantemente desarrollando nuevas habilidades para mejorar el desempeño del equipo. El equipo identifica y alcanza consensos sobre sus objetivos y como los llevarán adelante.


El equipo sostiene la responsabilidad de sus miembros. Cuando experimentan algún conflicto con uno de ellos, hablan directamente con ese individuo en vez de hacerlo con el supervisor. Cuando un miembro no trabaja dentro del nivel requerido, el equipo soluciona el problema.

Los miembros de equipo tienen habilidades complementarias, comparten una tarea en común y tienen objetivos que definen ellos mismos (a diferencia del grupo, cuyos objetivos los define el líder), para los cuales sus miembros tienen responsabilidades individuales y compartidas.


Tienen una finalidad compartida y un claro entendimiento de lo que es la misión del equipo. Las diferentes perspectivas, conocimientos, habilidades y fortalezas de cada miembro son identificadas y utilizadas.


Los equipos tienen un desempeño flexible, es decir que diferentes tareas y funciones son requeridas. Los roles y tareas pueden cambiar dependiendo la expertise y experiencia para el tipo de trabajo que se tenga que realizar.


Las acciones de los miembros de un equipo están interrelacionadas y coordinadas. Tienen el sentido compartido de unidad y se identifican con el equipo y entre sí. Utilizan más el “nosotros” que el “yo”.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching