Palabras que cambian la vida. Entrena la mente

Publicado por admin en

El hombre y el lenguaje van unidos. Como medio de comunicación es insustituible, puede ser lenguaje de signos, de banderas, verbal y muchos tipos. La PNL trata de la importancia del lenguaje en nuestra mente a nivel consciente.

Lo aprendemos de niños, pero en nuestra época adulta no somos conscientes de la transcendencia que tiene en nosotros. Las palabras que utilizamos afectan al sistema neuroquímico. El simple tono de voz, nos predispone en un sentido u otro nos tranquiliza o nos pone en alerta.

El tono utilizado es  tan importante o más que las propias palabras, de hecho nos “programa”.

El conocimiento de la PNL nos enseñará a utilizar el lenguaje de forma eficiente y atractiva, lo cual facilitará la comunicación. Fin primordial del lenguaje.

Hay palabras especialmente “delicadas”, que debemos utilizar con precaución.

●  “No”: Esta palabra no la registra la mente,. Ejemplo: “No pienses en un cerdito  rosa volando”. O “No quiero enfermar”. Al no registrarla, la mente registra lo que se dice a continuación del “no” y queda la orden de enfermar. Así capta la mente el mensaje contrario y lo ejecuta.

● “Pero”: Esta palabra se usa generalmente para unir dos ideas o frases. La primera puede ser algo agradable,  luego “pero”, después la segunda parte de la frase  que anula la primera. “Es una bonita falda, pero está arrugada” En ocasiones pueden ser muy ofensivas si no nos damos cuenta de cómo la usamos

 ● “Nunca”, “nadie”, “siempre”, son palabras peligrosas porque ser determinantes y absolutas y normalmente son falsas. Como no hay cabida para excepciones… termina la conversación.

● “Tengo que”, connotación  negativa, porque la asociamos con imposición o mandato, lo que cuesta trabajo e implica esfuerzo. “Tengo que trabajar”, “tengo que estudiar”. Decimos, “tengo que ir a la playa y divertirme”?. Es preferible cambiarlo por “quiero…” conlleva ligereza y comprobaras que las cosas se logran más fácilmente.

● “Mañana”, “la próxima semana”, “un día de estos”, palabras sin un significado o compromiso. No debemos utilizarlas, si queremos cumplir objetivos, sino concretar.

Cuidar nuestro lenguaje interno nos facilitará nuestras metas. Si cambiamos algunas palabras, haremos que el lenguaje  vaya a nuestro favor…

Categorías: PNL

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat