6 fortalezas de un buen emprendedor.

Publicado por admin en

fortaleza emprendedora

fortaleza emprendedora

6 fortalezas de un buen emprendedor.

El espíritu del emprendedor es toda una filosofía que engloba la personalidad entera, y esto permite lanzarse y emprender un negocio.

El miedo a fracasar se pone el último lugar y predomina la ilusión por ver su idea marchar adelante. Siempre centrado en su proyecto, llevando a cabo rápidamente las ideas e iniciativas, porque de los errores también se aprende, y puede ser tarde, esperar para actuar hasta que todo está perfectamente atado.


Fortalezas que el emprendedor debe tener:

  • Iniciativa para desarrollar los proyectos y organizarlos, estando al tanto de todos los detalles.
  • Personalidad Agradable para que su amplia relación social con clientes, banqueros, abogados sea positiva y relajada, a pesar de las quejas y problemas que deberá tratar.
  • Fuerza física, mental y emocional para enfrentarse a los retos diarios que serán frecuentes y de todo tipo.

fortaleza emprendedor

  • Motivación. El cansancio de cargar con toda la responsabilidad, puede llevar al desanimo y stress, pero se contrarresta con una decisión clara de seguir adelante, recuerda que “los fracasos son las puertas que te llevan al éxito”
  • Ser organizado para evitar el peligro de fracasos que nadie quiere y que con una buena organización y previsión se reducen al máximo.
  • Sacrificar su espacio familiar. Pueden darse momentos o tiempos difíciles con la familia, pasar menos tiempo con ellos, riegos de perder la seguridad financiera, pero es el pago inevitable.

No siempre se dispone de todas las habilidades y fortalezas, pero puedes entrenarte y pontenciarlas a traves del coaching.

Una de las características que tiene todo emprendedor es conocerse a sí mismo, sus fortalezas, sus puntos a mejorar y actuará para seguir mejorando los primeros y cambiar los últimos. 

 No menos importante, también constituyen fortalezas, los recursos que el emprendedor tiene a disposición. En cuanto a recursos, me refiero no solamente a recursos materiales (máquinas, establecimientos, vehículos, etc), ni financieros (ahorros en dinero o capacidad de endeudamiento), sino también a su propia capacidad de trabajo respaldada por su salud personal (recurso muchas veces olvidado, pero fundamental), y a los contactos y relaciones con los que cuenta.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching