Modelos mentales

Publicado por admin en

modelo-msntal

 Modelos mentales

 Modelos mentales.  son “nuestras ideas generales, que dan forma a nuestros pensamientos y nuestros actos y nos llevan a esperar determinados resultados.

Son nuestras teorías al uso, que se basan principalmente en la observación y en la experiencia, aunque siempre salpicadas de la sabiduría recibida y de una pizca de esperanza. Son los mecanismos que han funcionado en el pasado y que, por tanto, esperamos que funcionen en el futuro. Son los mapas que aplicamos a nuestras exploraciones futuras (…). Conforman nuestras creencias a medida que las aplicamos a nuestra vida real. Puede que no los mencionemos, pero sí que los practiquemos” 

En otras palabras y a manera de síntesis: “Los modelos mentales son algo bastante natural, todo el mundo los tiene, están ahí, tanto si somos conscientes de ellos como si no, y vemos el mundo a través de ellos. (…) Vivimos dentro de ellos”: son nuestros . Ellos “guían nuestros actos. Nos aportan estabilidad, algo en lo que basarnos.” Y “dan significado a los acontecimientos que vivimos.” También podrían ser entendidos como estrategias para no cambiar, para mantener nuestras formas de ser, hábitos y comportamientos.

Los modelos mentales surgen de la interacción social y cultural y de las ideas que asumimos como importantes en la infancia. Luego, los seguimos cultivando, formándolos y manteniéndolos conforme nuestra experiencia a partir de cuatro formas: eliminación, construcción, distorsión y generalización.

La eliminación es un proceso de selección de la información que reciben nuestros sentidos y al que acudimos para conformar nuestras ideas. Al eliminar información, es como si ella no existiese y podemos mantener nuestros modelos mentales, una vez que los hemos construido.

La construcción nos impulsa a ver algo que no existe: es como rellenar los vacíos “para que el mundo cobre sentido y resulte ser como lo pensamos”. Así, por medio de ese llenado, el “mundo responde a determinados patrones y tiene un sentido. El problema es que a veces, nos lanzamos al primer sentido que se nos ocurre o nos inventamos uno que en verdad no existe”. Es como si prefiriéramos esto en lugar de la ambigüedad. Por ello, parecería que los modelos mentales responden a una cierta necesidad de certeza, también.

Por la distorsión, lo que hacemos es cambiar la experiencia ampliamos una parte y disminuimos otras. Así, reinterpretándola podemos lograr sustentar nuestras ideas preconcebidas.

La generalización es otra manera que usamos para mantener nuestros modelos mentales, pues convertimos una experiencia en representativa de un grupo de experiencias. Esto nos puede llevar a “tomar como representativo un ejemplo equivocado, generalizarlo a otros muchos ejemplos y negarnos después a aceptar cualquier prueba de lo contrario. La generalización combinada con prejuicios no es una buena mezcla. Es la base de toda discriminación racial o sexual”.

A pesar de todo lo que hagamos para mantener nuestros modelos mentales,  es posible modificarlos si los entendemos como sistemas. Como todo sistema ellos tienen una finalidad que es la de “explicar nuestra experiencia y dotarla de significado”. Por lo tanto, “está en nuestra mano el examinar nuestro sistema de creencia y remodelarlo”. Esto será posible si examinamos los modelos mentales con imparcialidad, los miramos como un sistema y elegimos los que queremos adoptar, en lugar de aferrarnos a los que ya tenemos. Para esto es necesario desarrollar lo siguiente.

  1. Preguntarnos “cómo obtenemos la realimentación de refuerzo que apoya nuestras creencias y cómo la realimentación de compensación entre nuestros modelos mentales mantiene sin cambios todo el sistema” .
  2. “Definir las calidades de los modelos mentales que queremos”.
  3. Buscar una realimentación de compensación que se base en nuestro objetivo de conseguir modelos mentales viables que nos aporten bienestar y felicidad en lo posible. Después, las nuevas experiencias influirán en nuestros modelos mentales y los actualizarán.”

Pero la cosa no es tan sencilla: conspiran contra esta posibilidad de cambio, pues nos llevan a interpretar erróneamente la realimentación de refuerzo, tres factores: la regresión, el enfoque temporal y los acontecimientos unilaterales.

“La regresión es un principio estadístico que lleva a confundir una conexión con una causa.”. Y a confundir probabilidades con certezas. Ella conduce a construir explicaciones que no están avaladas por hechos. También utilizamos la regresión como “prueba de que nuestros actos tienen el efecto deseado y confirmamos así nuestros modelos mentales.”

La ausencia de un enfoque temporal, es decir de establecer tiempos límites y plazos permite que un hecho sea advertido como prueba y realimente nuestras creencias.

Las experiencias unilaterales pueden tener o no un enfoque temporal y por ellas “solo se advierten las pruebas que constituyen una realimentación de refuerzo para nuestras creencias”. Cuando carecen de enfoque temporal siempre nos realimentan. Cuando tienen enfoque temporal pueden confirmar modelos mentales existentes.

“Las experiencias bilaterales son aquellas experiencias memorables, con independencia de que lo que ocurriera fuera favorable o desfavorable.» Cuando este tipo de experiencia no tiene enfoque temporal suele ser generada por nuestras estrategias a largo plazo; entonces, “cualquier resultado será significativo, pero difícil de evaluar al no ceñirse a un plazo de tiempo dado. Las experiencias bilaterales con enfoque temporal aportan la realimentación más valiosa para nuestros modelos mentales”.

modelos mentales

“Las experiencias sin enfoque temporal tienen poca utilidad para indicarnos si nuestros modelos mentales son exactos, la correcta realimentación requiere un enfoque temporal. Las experiencias bilaterales nos aportan la realimentación más útil.” (Ibíd.: 103). Y cuando surjan discrepancias entre lo que esperamos y lo que ocurre, hemos de aprovecharla.

Categorías: PNL

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Consulta todo sobre Coaching