Dirección de equipos

Publicado por admin en

direccion equipos

direccion equipos

Dirección de equipos

Dirección de equipos. La consecución de resultados es crucial para las empresas. Es la diferencia entre existir o no.

Para alcanzar los resultados previstos tienen la misma importancia el trabajo que hay que hacer, como el desarrollo de las personas que lo desarrollan.

Sin embargo, ¿puede el directivo encontrar el tiempo necesario para entrenar a sus colaboradores?

El directivo puede asumir diferentes roles:

  • Ordenar: Desde niños, todos los modelos de autoridad nos han dicho lo qué teníamos y no teníamos que hacer. Por consiguiente, cuando tenemos ese poder, podemos copiar ese rol y dar órdenes. Pero en ese caso nuestros equipos harán lo que dice el jefe, pero sin aportar ningún valor añadido.
  • Vender: La principal diferencia con el modelo anterior es que el directivo trata de “no imponer”, pero lo intenta, ya que lanza una idea y quiere convencer a sus colaboradores de lo buena que es. Normalmente los colaboradores, por prudencia, no contradicen al jefe por lo que se sigue haciendo lo que éste dice, continuando los equipos sin crear valor.
  • Discutir: La discusión sobre una base democrática en la que el directivo facilita que cada uno diga lo que piensa resulta muy atractiva para acabar con las limitaciones de los modelos anteriores pero, sin embargo, consume mucho tiempo y no siempre da los mejores resultados, más bien, siembra indefinición y la duda sobre lo que hay que hacer.
  • Dar libertad: El directivo deja que su colaborador actúe con libertad y él tiene las manos libres para llevar a cabo otras funciones. El riesgo de esta alternativa, reside en que el directivo delega la responsabilidad en su subordinado y, sin embargo, será él quien deba rendir cuentas por el trabajo de una persona que, de no haber sido entrenada, tendrá un desempeño muy pobre.

dirección de equipos

La solución para todo lo anterior, reside en entrenar a los equipos, pese a que, a corto plazo pueda requerir un esfuerzo suplementario en tiempo y dedicación, a medio plazo, los beneficios son muy superiores a la inversión, debido a que el personal asume una responsabilidad mucho mayor, aumenta su motivación, genera un valor añadido suplementario y libera al directivo, no solo para que pueda dedicarse a entrenar, sino a ocuparse de otras funciones más estratégicas que sólo él puede abordar.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consulta todo sobre Coaching