Técnicas para la escucha activa

Publicado por admin en

tecnicas-escucha-activa

tecnicas-escucha-activa

Técnicas para la escucha activa

Técnicas para la escucha activa. Escuchar es sin duda el acto más importante de la comunicación y probablemente al que menos tiempo dedicamos. ¿Es lo mismo Escuchar que oír?

La diferencia fundamental entre oír y escuchar está en la intención. Cuando escuchamos lo hacemos intencionadamente, mientras que cuando oímos lo hacemos independientemente de nuestra voluntad.

Por eso podemos oír sin querer y es imposible escuchar sin querer, porque cuando escuchamos lo hacemos con una intención, con un para qué. Escuchar lleva emparejada la idea de finalidad.

¿Qué es la Escucha Activa? . Daniel Goleman en su libro Inteligencia Social lo expresa del siguiente modo: “La escucha verdadera, me obliga a sintonizar con sus sentimientos, permitiéndole expresar lo que tenga que decir, de un modo tal que la conversación sigue el rumbo que ambos decidimos. Y cuando este tipo de escucha se da en ambas direcciones, se establece un auténtico diálogo en el que los participantes adaptan sus comentarios a lo que el otro siente y dice”.

“Saber escuchar constituye un rasgo distintivo de los mejores directivos, maestros y líderes. Y también es una de las 3 habilidades que, según las organizaciones, distinguen a los mejores profesionales de ayuda

Cómo funciona la escucha

La escucha atenta y cuidadosa orienta nuestros circuitos neuronales hacia la conexión y nos sintoniza en la misma longitud de onda que nuestro interlocutor, aumentando así la probabilidad de que florezcan los demás ingredientes fundamentales del Rapport, la sincronía y los sentimientos positivos. Escuchamos activamente cuando estamos atentos a todo el proceso de la comunicación y no únicamente al mensaje verbal. Para ello tenemos que demostrar a la otra parte que le estamos escuchando.

¿Cómo demostramos escucha activa?

  • Mirando directamente a los ojos.
  • Cercanía física y postura ligeramente inclinada hacia delante.
  • Expresión facial de atención (“interés”)
  • Movimientos de cabeza y/o manos.
  • Reflejar en nuestro rostro la emoción del otro.
  • Sonreír.
  • Verbalmente: Emitiendo palabras que demuestren nuestra atención y apoyo.
  • Haciendo Preguntas.  Añadiendo alguna palabra cuando la otra parte lo requiera.
  • Repitiendo ocasionalmente los aspectos más destacados. Recapitulando/resumiendo lo dicho. Sin interrumpir.

 La persona ha de sentirse escuchada y comprendida. Técnicas para la escucha activa

Qué habilidades giran en torno a la escucha activa

  • Crear espacio: el coaching es un encuentro entre 2 personas. El espacio es el lugar que yo dejo entre la otra persona y yo, en el cual vertemos nuestros conocimientos. En ese espacio el coachee se tiene que sentir a gusto para responder. El entorno físico por supuesto tiene que estar acondicionado perfectamente. Crear espacio es también saber manejar los silencios. Saber darle el tiempo que necesite para contestar
  • Rapport: Habilidad verbal, capacidad del coach de ser muy fiel a la parte lingüística. Utiliza las mismas palabras, tonos, ritmo, etc. para facilitar el entendimiento.
  • Articular: saber entender o interpretar aquello que la persona está expresando porque puede existir verborrea o procesos que no están ligados entre sí. Es dar sentido o significado a lo que se está expresando en la comunicación. Es un resumen que ayuda a dar claridad a las ideas del cliente.
  • Confianza: se trabaja desde el primer momento. Es la única forma en que el Coachee se va a encontrar a si mismo. Si no hay confianza hay que dejar el proceso.
  • Tormenta de ideas: exige mucha claridad mental. Búsqueda de distintas soluciones o alternativas. Dar muchas opciones para resolver el problema. Las ideas han de surgir del Coachee. Es importante la creatividad, la toma de conciencia, etc.
  • Intuición: habilidad que nos conecta con la esencia o la parte de la identidad de la persona a otro nivel. La intuición sin la metodología no nos sirve en el coaching.

Técnicas para la escucha activa

Obstáculos de la Escucha Activa

  • Querer ocuparnos de muchas cosas a la vez-
  • El ensimismamiento y preocupación en nosotros mismos reducen nuestra atención en el exterior-
  • La tentación de la solución-
  • La proyección personal, es una construcción personal de la realidad del otro-
  • Las interrupciones-
  • Los consejos-
  • Las resistencias del propio Coach

En definitiva, la Escucha Activa es imprescindible para cualquier proceso de coaching


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consulta todo sobre Coaching